Cuando hablamos de teletrabajo hay que tener en cuenta que no es una situación para nada aconsejable en cuanto a nuestro cuerpo se refiere. Si quieres saber el por qué y unos ejercicios para evitar las dolencias consecuentes del teletrabajo, sigue leyendo.

En qué consiste el teletrabajo?

Según la Real Academia Española de la lengua es el «trabajo que se realiza desde un lugar fuera de la empresa utilizando las redes de telecomunicación para cumplir con las cargas laborales asignadas.» Es una forma de trabajar que hemos tenido que implantar en nuestra sociedad a causa de la pandemia de la COVID 19. En ocasiones debido a que estamos confinados por contacto directo con un positivo, por nosotros mismos tener síntomas o por que la empresa ha decidido que para prevenir se pueden realizar las mismas funciones desde casa de una manera más segura e igual de efectiva, o eso creen.

Esto hace, entre otras medidas, que se reduzca el tiempo en el que estamos realizando actividad física de carácter involuntario (NEAT). El hecho de prepararnos para salir de casa, bajar las escaleras y subirlas, coger el coche o ir caminando y realizar el mismo recorrido al revés para volver a casa, ya son actividades físicas que hacen que aumenten nuestra movilidad durante el día y no nos sintamos tan sedentarios.

Consecuencias

  • Aumenta el sedentarismo (Organización Mundial de la Salud, 2020)
  • Aumentan las molestias físicas (OMS, 2020)
  • Aumentan los dolores por adoptar posturas continuadas incómodas (OMS, 2020)
  • Aumenta el estrés (Mheidly, Fares, & Fares, 2020)
  • Aumenta la ansiedad (Mheidly, et al. 2020)
  • Aumentan las alteraciones del sueño (Mheidly, et al. 2020)

Todo esto junto hará que no nos apetezca realizar ningún tipo de ejercicio físico voluntario al final del día, por lo que hará que, a la larga, disminuya nuestra calidad de vida.

A continuación, os presento un video donde os explico las consecuencias del teletrabajo:

Soluciones

Una manera muy efectiva de dar solución a estas consecuencias citadas anteriormente será introducir micropausas.

En un estudio de Herrera (2017) se pudo observar como las micropausas con cambio de actividad y postura durante un trabajo activo hacían aumentar el rendimiento laboral de los trabajadores. En nuestro caso, como el trabajo es pasivo, las micropausas que propongo que se hagan serán activas, realizando una serie de ejercicios o movimientos para así salir de ese estado de inactividad continua.

Se podrán hacer durante 5-10 minutos cada 50-90 minutos de trabajo. Además, cobra gran importancia la realización de ejercicio físico antes o después de la jornada laboral para así poder afrontar mejor dicha jornada o la siguiente. Un consejo que te doy es que si no eres capaz de realizarlo al acabar la jornada lo hagas antes de empezarla. Además, no hace falta ir a un gimnasio o sala, lo podrías realizar en tu casa, siempre y cuando este ejercicio se realice de la forma adecuada y no haga que aumenten nuestras dolencias, si ocurre esto, es mejor contactar con un profesional para que te guíe.

Realizarlo al aire libre o un espacio que no te sientas encerrado también ayudará a combatir el estrés y la ansiedad.

Tips prácticos

A continuación, te traigo un ejemplo de micropausas con 4 ejercicios, 2 de fuerza y 2 de movilidad, en los que la silla o mesa de trabajo pueden ser tu aliado:

  1. Sentadillas con flexión de hombros (10 sentadillas): flexionar los hombros hasta que queden paralelos al suelo. Una vez en esta posición, realizar la sentadilla hasta tocar con los glúteos la silla y levantarse.
  2. Cat-cammel de pie (10): apoyamos manos en las rodillas y colocamos el cuello y la espalda alineados. El movimiento se realizará en 2 partes: primera sacamos chepa y llevamos barbilla al pecho y segundo sacamos pecho y llevamos la parte de atrás de la cabeza a la columna.
  3. Rotaciones torácicas (10): hombros flexionados hasta que queden paralelos al suelo, realizamos rotación con los pies siempre mirando hacia el frente. Las manos se orientan hacia un lado y al otro, lo más amplio posible.
  4. Fondos de tríceps (10 fondos): apoyados en el posa manos de la silla o mesa de trabajo, realizamos unos fondos tirando de brazos en los que tendremos que sacar pecho cuando estemos en la parte más alta del movimiento.

Para que te quede más claro puedes echarle un vistazo al siguiente  vídeo explicativo de manera práctica y visual:

Conclusiones

El teletrabajo puede acarrear grandes consecuencias en cuanto a salud se refiere. Para evitarlo el ejercicio físico y las micropausas cobran gran importancia. Realiza estas micropausas activas durante 5-10 minutos cada 50-90 minutos de trabajo, además de hacer ejercicio físico durante el día, ya sea antes o después, para así sentirte mejor y rendir más en la jornada laboral.

Referencias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *